cervezaysalud

Según sus investigaciones, el consumo moderado de esta bebida, tanto en su variedad tradicional como sin alcohol, tras el ejercicio físico, y en condiciones de elevada temperatura ambiental y abundante transpiración, “puede permitir recuperar las pérdidas hídricas igual que el agua”.

El catedrático de Fisiología de la Universidad de Granada, Manuel Castillo, aseguró que en el deporte no profesional, “es muy importante que hacer ejercicio vaya asociado a pasarlo bien, para que exista una continuidad”.

En este sentido, la cerveza puede ayudar a que el deporte se convierta en “un acto social”.

El consumo moderado se establece, agregó, entre dos y tres vasos diarios para los hombres y entre uno y dos para las mujeres, aunque dependerá de cada persona, matizó.

Fuente: http://actualidad.rt.com

Deja un comentario